• Francisco Olachea, un beer sommelier de gran experiencia

    ZACATECAS, ZAC.- El juez y beer sommelier mexicano, Francisco Olachea, es uno los más influyentes y destacados en la formación de jueces BJCP en el país, quien además, con su dedicación y constancia, trabaja desde hace años por la cultura cervecera.

    En México hay alrededor de 80 jueces BJCP, la mayoría han sido formados por Olachea, quien logró que se aplicara, por primera vez, el examen para esta certificación en la Ciudad de México, en 2014.

    Francisco Olachea compartió con La Caminera Artesanal un poco de su trabajo en el jueceo y lo vasto de su curriculum.

    Su formación inició en la Academia Mexicana de Sommeliers donde, posteriormente, desarrolló un diplomado en cervezas, pues solo se ofrecían sobre vinos y bebidas destiladas.

    Su primer acercamiento con la cerveza artesanal fue en 1997, y tras encontrarse frente a todo un descubrimiento, se preparó hasta convertirse en uno de los sommeliers más experimentados.

    Aunque en los últimos años, el número de jueces BJCP ha aumentado, Olachea reconoce la necesidad de que haya más, que se formen nuevas generaciones y no se pare en la profesionalización.

    Asociación de Sommeliers Mexicanos

    Cabe mencionar que de las primeras generaciones de jueces que formó hubo quien conquistó premios en Cerveza México, en categorías amateur, mientras que otros, formalizaron la idea de abrir nuevas cervecerías.

    Originario de Colima, impulsó, en sus inicios, un proyecto cervecero de la mano con amigos, después, ya en la capital del país continuó con más, ligados a la academia.

    Y ha desarrollado tabajos de consultoria, investigación e innovación en bebidas fermentadas y destiladas.

    Un juez de gran experiencia

    A lo largo de su trayectoria, Olachea ha participado en cerca de 50 copas, tanto nacionales como internacionales, como juez y juez director.

    En 2010, había en el país solo dos jueces en el país, posteriormente, cuatro y tras organizar los primeros diplomados y cursos para 2014, año en que se solicitó el primer examen para jueces BJCP en la Ciudad de México, hubo 14 nuevos jueces.

    En ese mismo año, se le solicitó apoyo como juez director de algunas copas y para el 2015, empiezó a capacitar a más personas en Ecuador, Colombia, Guatemala y Cuba, por mencionar.

    Además, para 2018, participó activamente en la integración de la Confederación de Asociaciones de Cerveceros Artesanales de Latinoamérica.

    Explicó que normalmente, en una copa en la que se evalúan 40 etiquetas se requiern mínimo tres jueces, un director, uno de servicio y uno más de almacén, mientras que para competencias más grandes, como la Copa de Cerveza México, que registra hasta mil 500 etiquetas inscritas, participan hasta 40 jueces, evaluando la calidad de las cervezas durante tres días.

    Gracias al auge de la cerveza artesanal y su calidad, el beer sommelier es una palabra cada vez es más escuchada, y aunque aún falta reconocer la importancia de este profesional, cada día hay quienes dan muestra de ello.

    Te puede interesar: Enfrentan cervecerías independientes crisis por contingencia de Covid-19